¿Cómo realizar un diagnóstico empresarial y un plan de acción?

Un diagnóstico empresarial es un análisis holístico de la situación actual de una empresa y la medida en la cual está desarrollando efectivamente sus actividades respecto a su misión actual y perspectivas futuras, esto le permite evidenciar oportunidades para el fortalecimiento funcional y competitivo. En general, el diagnóstico se ejecuta con el objetivo de tener un conocimiento mayor de la empresa y lograr reconocer aquellas fortalezas y buenas prácticas que se han desarrollado y que se pueden potencializar aún más, así como las áreas o procesos que necesitan una intervención que permita mejorar su desempeño, impactando finalmente los resultados globales de la compañía.
En la actualidad, son muchas las herramientas y metodologías utilizadas para realizar un diagnóstico empresarial; entre las más usadas, se encuentran la matriz DOFA, la matriz PESTA y el análisis de las 5 fuerzas competitivas, en conjunto con la identificación de Factores Críticos de Éxito que son un “número limitado de áreas en la cuales, los resultados, si son satisfactorios, aseguraran un desempeño competitivo exitoso para la organización. En estas áreas las cosas deben ir bien para que el negocio triunfe o en caso contrario, el desempeño no satisfará las expectativas. Por lo anterior, son áreas que requieren cuidadosa y constante atención de la gerencia [1]”.
Es necesario, aclarar que resulta mucho más completo y podría ser más provechoso para la organización a la cual se le va a realizar el diagnóstico, emplear en conjunto varias de estas herramientas, ya que tienen diferentes enfoques y facilitan el análisis desde diferentes perspectivas de la organización, sea empleando y diferenciando explícitamente una de otra o construyendo una evaluación propia que incluya los elementos analizados en cada herramienta.
Por ejemplo, la matriz DOFA (Debilidades, Oportunidades, Fortalezas y Amenazas), es una metodología que permite analizar factores externos (Oportunidades, Amenazas) en relación con factores internos (Debilidades, Fortalezas). Sin embargo, es útil desarrollar esta matriz, una vez se ha empleado la matriz PESTA que “consiste en un modelo de análisis para comprender cómo diferentes aspectos de la vida humana (sociedad, tecnología, economía, ecología, política) afectan directamente en un contexto determinado [2]”. Podría decirse, que el análisis se lograría hacer desde un contexto macro que tiene impacto en la empresa hasta un nivel de detalle específico al interior de ésta.
Una vez, se ha realizado el análisis del contexto y la situación de la empresa, se puede usar la metodología de Árbol de Problemas, con el fin de detallar los principales problemas identificados y sus relaciones de causa-efecto. Esta herramienta permitirá tener una visión más clara de las problemáticas evidenciadas, cuáles son sus causas y efectos, lo que finalmente, hará más fácil la identificación de un plan de acción a seguir.

Figura 1. Ejemplo de Árbol de Problemas.
Igualmente, existe otra herramienta que puede servir para identificar dicho plan y es el Árbol de Objetivos, el cual es una metodología que permitirá traducir los problemas en objetivos, ya sea como medio para un alcanzar un objetivo mayor o como un fin mismo.
Finalmente, teniendo claro, cuáles son los problemas y objetivos, se debe detallar el plan de acción, conformado por las estrategias, acciones e iniciativas necesarias para alcanzar dichos objetivos. Es muy importante detallar en el plan los recursos, el alcance y el tiempo en el que deberán desarrollarse.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
[1] J.F. Rockart. (1979, Marzo-Abril).Chief Executives define their own data needs. Harvard Business Review. pp 81-93.
[2] J.D.Sanín Santamaría. ANÁLISIS S.T.E.E.P. Recuperado de http://cmap.upb.edu.co/rid=1153158523750_1683467690_823/n.integral.analisis.steep.pdf
Cerrar menú
0
×

Carrito

WhatsApp chat Contáctanos ahora!